Jabón casero para el cuidado de la piel

Puede que alguna vez te hayas preguntado cómo hacer jabón casero, ese jabón que desarrollamos de forma natural en el hogar con ingredientes de primera clase para el cuidado de nuestra piel. Además, está demostrado que es una solución ecológica nuestro ecosistema para que sea más sostenible, ya que es un elemento 100% biodegrabable.

jabon-casero

Preparar un jabón natural casero es como preparar un buen aperitivo o como hacerse un traje a medida, cada ingrediente conlleva una serie de propiedades particulares que si se combinan de la forma adecuada van a resultar en la obtención de un producto único y personalizado.

Por ejemplo, el uso del jabón de aceite de oliva es aconsejable para la limpieza de todo tipo de pieles. Sus propiedades generales son:

  • regulador del ph
  • antiséptico
  • antibacteriano
  • regenerador de la piel

De forma general, se puede comentar que deja la piel suave e hidratada, ayudando a la retención de humedad, al mismo tiempo que la nutre y la protege.

Este tipo de jabón casero suministra protección para la salud de todo tipo de pieles. Las personas con piel grasa lo pueden igualmente utilizar porque este tipo de jabón al ser no graso, no obstruye los poros de la piel. También lo pueden utilizar las personas que tienen la piel un poco más seca porque ayuda a hidratarla y a prevenirla de la posible aparición de escamas.

Es utilizable por personas con la piel sensible y delicada que necesitan tratar posibles eczemas, psoriasis, heridas o quemaduras, incluso es utilizable para la piel sensible de los más pequeños de la casa y también de los más mayores.

Este jabón casero se suele emplear para:

  • la limpieza corporal
  • el lavado del cabello
  • la limpieza de zonas íntimas

El resultado es un jabón suave, con poca generación de espuma, de tipo duro pero cremoso y que podríamos considerarlo como un deleite para la higiene, una ofrenda terapéutica hecha sin colorantes ni conservantes y sin aromas artificiales.

Es importante aclarar que las personas que no están acostumbradas al uso de jabones caseros suelen pensar que si el jabón no huele como un perfume ni hace espuma debe ser un jabón malo y, sin ir más lejos de la realidad, este tipo de jabón casero no se utiliza por su olor o espuma, sino más bien por sus propiedades y sus beneficios para el cuidado de la piel.

Salud y Belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 7 ?