Cómo combatir un virus estomacal

¿Cuántas veces han oído hablar sobre las ‘pasas’ víricas o sobre las gripes estomacales? En según qué épocas del año, es habitual sufrir enfermedades o malestares pasajeros que vienen, se quedan durante unos días y se van.

¿Qué es el virus estomacal?

El virus estomacal, también conocido como gastroenteritis, se produce cuando virus como el rotavirus, adenovirus y virus de Norwalk hacen que se inflame la mucosa intestinal y gástrica, causando y creando infección.

Dependiendo del virus que se padezca, éste penetra en el intestino y el estómago haciendo que se inflame el recubrimiento de estos órganos. Cuando sucede esta acción, tiene lugar un rechazo de la comida y aparecen síntomas como diarreas y vómitos, ya que dichos órganos dejan de cumplir su función.

Genéricamente la infección dura entre 1 y 3 días, pero se ha de tener especial cuidado ya que es muy contagiosa. Se puede transmitir por el contacto directo con una persona que padece el virus, a través de los fluidos corporales, o también compartiendo bebidas, alimentos u objetos personales.

Los diversos virus se caracterizan por lo siguiente:

  • El rotavirus, ataca principalmente a los niños menores de tres años y es uno de los casos más comunes en las guarderías. En esta ocasión, es muy probable que este virus sea contagiado por parte de los niños hacia los mismos adultos que conviven en con ellos.
  • El adenovirus es el responsable de la gastroenteritis en bebes, por lo que son los responsables de un 5-10% de la diarrea infantil. Esta infección puede ocurrir durante cualquier momento del año y a diferencia de los otros virus de estómago, éste toma un tiempo más largo para causar síntomas, pero cuando aparecen pueden persistir por 2 semanas.
  • El virus Norwalk se trata de un microorganismo que produce la gastroenteritis especialmente en adultos, siendo la causa más frecuente con un 70% de los casos de gripe estomacal. Tampoco tienen una estación determinada, pues se pueden producir a lo largo de todo el año.

¿Qué síntomas pueden presentar si se ven afectados por la gripe estomacal?

Las náuseas y vómitos, la diarrea, la pérdida de apetito, la fiebre moderada, los retortijones en el estómago, los escalofríos y el cansancio y los dolores musculares son síntomas frecuentes a la hora de padecer una gripe estomacal.

Después de entre 4 y 48 horas del contacto con el virus, es cuando empiezan a aparecer estos malestares.

Tratamiento a través de la alimentación

Si padecen un virus estomacal, lo más importante es estar hidratado, pues a causa de los vómitos y diarreas se pierde líquido del cuerpo y necesita ser repuesto. Por lo tanto, el principal objetivo del tratamiento es garantizar que el cuerpo tenga suficiente agua y líquidos.

Seguir una dieta blanda es algo elemental para que el organismo se vaya recomponiendo, pero es importante ir comiendo cantidades pequeñas de alimento con frecuencia, para ir asentando el cuerpo. Una buena opción es comer cereales, pan, patatas, carnes magra, yogures, plátanos, manzanas y verduras. No obstante, recomiendo que lean este artículo sobre diversos menús de dieta blanda, verás como así es más fácil saber qué comer cuando te encuentres debilitado y mal del estomago.

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta estas recomendaciones:

  • Los niños mayores y los adultos pueden tomar bebidas para deportistas como Acuarios, Gatorade o Powerade, pero no deben usarse en niños pequeños. En este caso, es mejor optar por soluciones de reposición de líquidos y electrolitos o helados disponibles en farmacias y tiendas de alimentos.
  • No se debe tomar zumo de frutas, refrescos, gelatinas o caldos. Estos líquidos no reponen los minerales perdidos y podrían empeorar la diarrea. Lo mejor es hidratarse de agua en todo momento.
  • Es importante beber cantidades pequeñas de líquido cada media hora o una hora. No se debe forzar cantidades grandes de una sola vez, pues puede ocasionar vómitos.
  • Los bebés pueden seguir tomando leche materna o leche maternizada junto con los líquidos adicionales.

Tratamiento con medicamentos

En ocasiones, la diarrea y las náuseas son tan fuertes que incapacitan la toma o retención de líquidos. En estos casos, para que no se deshidraten, deberán tomar líquidos por vía intravenosa. Otra cosa a tener en cuenta es que no debe automedicarse, pues los antibióticos, por ejemplo, no funcionan para los virus. No obstante, los virus estomacales suelen irse sin tratamiento de este tipo, pero si la diarrea dura más de varios días o si se presenta deshidratación, además de poseer síntomas como sangre en las heces, confusión, vértigo, boca reseca, sensación de desmayo, ausencia de lágrimas al llorar, ausencia de orina por 8 horas o más o ojos de apariencia hundida, no dude en ponerse en contacto con su médico o especialista, lo antes posible.

¿Cómo se puede evitar la gastroenteritis?

La gastroenteritis, como hemos dicho, es altamente contagiosa y no hay muchas maneras de prevenir el contraer este virus. No obstante, se puede disminuir el riesgo de contagio aumentando el nivel de higiene: las manos, principal motor de contagio, deben estar siempre limpias y también en los bebés es importante que se cambie el pañal de manera asidua. A su vez, es importante mantener una adecuada manipulación de los alimentos.

Asimismo, es recomendable la vacuna en bebés para prevenir la infección grave por rotavirus comenzando a los dos meses de edad.

Salud y Belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 3 8 ?